FANDOM


Los gremios constituían la forma de organización de los oficios durante el siglo XVI. Eran una corporación de profesionales de un mismo oficio que trataban de defender sus intereses profesionales. Para que fueran considerados como gremio, debían contar con una autoridad propia y una ordenanza laboral.

La organización del gremio dividía a los trabajadores en aprendices, oficiales y maestros. Una estructura que se prolongó durante casi seiscientos años: desde el siglo XVII, hasta que empezó a debilitarse y desaparecer en el XVIII.

Gremios en SevillaEditar

El florecimiento de Sevilla hizo que su industria creciera en los siglos XVI y XVII. En un principio los ciudadanos seguían trabajando como artesanos en hermandades y gremios. En la primera mitad del siglo XVI se perfeccionaron las normativas que regían los gremios, se sometieron a la aprobación del Cabildo y de los Veinticuatro y se imprimieron con las ordenanzas generales de la ciudad (1527).

La artesanía de Sevilla se desarrolló durante este periodo, en el que la ciudad del Guadalquivir se convirtió en una de las más importantes a nivel comercial. Uno de los motivos era que Sevilla tenía el monopolio de las Indias y el número de exportaciones que realizaba era cada vez mayor.

Los oficios que se desarrollaban en los gremios eran muy diferentes: desde profesiones más modestas como las de zurradores (que curtían y adobaban las pieles para quitarles el pelo) y pescadores, hasta las más distinguidas como la de los entalladores y pintores.

Los gremios se agruparon por calles y barrios, aunque no tenían un lugar específico de establecimiento. Sin embargo, aquellos oficios que pudieran ser molestos o nocivos para el vecindario, como el de pellejero, se realizaban en calles muy concretas y alejadas.

El papel de los gremios en las fiestas era muy importante, ya que eran los que las costeaban. Pese a que su relación con la Iglesia se hizo menor en el siglo XVI, los oficios sevillanos trabajaban y costeaban con grandes sumas de dinero los carros de las representaciones del día del Corpus.

Cómo formar parte de un gremioEditar

Para poder convertirse en oficial, un aprendiz solía trabajar durante cuatro o cinco años de un maestro, del que aprendía su profesión. Cuando el aprendiz estaba listo, se tenía que presentar a un examen para convertirse pasar a este nivel.

Las pruebas estaban reguladas por las ordenanzas de cada gremio, al igual que la composición del jurado. El aprendiz debía responder correctamente a una serie de preguntas para demostrar sus conocimientos y, si quería convertirse en maestro, tenía que realizar una «obra maestra».

Cada gremio tenía una serie de especialidades (denominadas “maestrías”) que se regulaban según unas pruebas que determinaban el grado de conocimiento y habilidades del artesano. Cada una de estas maestrías se situaba en un rango jerárquico.

ReferenciasEditar

https://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=10&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwjyqsan4oTYAhUC1xoKHdCiC9AQFghLMAk&url=http%3A%2F%2Frevistas.ucm.es%2Findex.php%2FELEM%2Farticle%2Fdownload%2FELEM8080110089A%2F25409&usg=AOvVaw1G-n2C95V2kRpidxuSyJkj

https://ge-iic.com/files/RetablosValencia/R_Bruquetas.pdf

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.